Lipoescultura de Papada

Es un procedimiento quirúrgico destinado a lipomodelar el contorno facial del paciente eliminando tejido graso subcutáneo localizado específicamente en su papada, disminuyendo su volumen y consiguiendo un perfil mucho más armónico.

Es bastante común que las personas acumulen grasa en su papada con el paso de los años. Se trata de una alteración bastante habitual producida por predisposición genética, causas hormonales o debido a un aumento considerable de peso.

Un buen resultado dependerá de una adecuada delimitación de las zonas a lipomodelar, la extracción del volumen necesario de grasa, la calidad de la piel del paciente y un estricto seguimiento de las indicaciones postoperatorias.

Nuestros especialistas, aplican la técnica de Lipoescultura o liposucción convencional.

Solicitar Turno

Procedimiento

La Lipoescultura es una técnica quirúrgica mediante la cual se eliminan depósitos de grasa concretos, utilizando una cánula muy pequeña conectada a un lipoaspirador.

Procedimiento: se realiza una pequeña incisión de un centímetro en la piel, justo por debajo del mentón. Luego, se introduce una cánula muy delgada en esa incisión y se extrae la grasa localizada debajo de la piel. Con la succión y extracción de la grasa excedente, se consigue modelar y estilizar la zona tratada con la consiguiente mejora de la figura y el contorno facial.

El resultado final es una imagen rejuvenecida.

Tiempo quirúrgico: entre media hora y una hora, aproximadamente.

Finalizada la cirugía: el paciente sale del quirófano con la cabeza envuelta en un vendaje acolchado.

Los puntos de sutura se retiran a los 7-10 días.

Anestesia y Hospitalización

Anestesia: se realiza una sedación profunda con anestesia local: neuroleptoanalgesia.

Hospitalización ambulatoria: el paciente es dado de alta el mismo día de la cirugía, una vez recuperado de la anestesia. Permanece de 4 a 6 horas internado, aproximadamente.

Deberá volver a su primer control después de 48 horas.

Estudios prequirúrgicos

Lista de estudios necesarios antes de la cirugía. De su resultado depende que el paciente esté apto o no para realizarse el procedimiento quirúrgico:

  • Hemograma con Coagulograma
  • Glucemia en ayunas
  • Urea y Creatinina
  • Ionograma Plasmático
  • ECG (Electrocardiograma) con valoración y riesgo quirúrgico

Indicaciones prequirúrquicas

El día antes de la cirugía:

  • evitar ingerir Aspirina e Ibuprofeno, ya que retardan la coagulación;
  • no suspender los medicamentos recetados (como HTA, entre otros).

El mismo día de la cirugía:

  • ayuno de ocho horas, previo al horario de comienzo de la cirugía;
  • levar el resultado de los estudios prequirúrgicos y su D.N.I.;
  • asistir a la clínica una hora antes del horario estipulado para su cirugía;
  • mencionar nuevamente al personal de enfermería si padece de alergias a medicamentos, alimentos o al látex (de los guantes);
  • quitarse todos los elementos metálicos del cuerpo, no llevarlos en lo posible a la clínica o retirarlos antes de ser internada.

Cuidados pos operatorios

Todos estos cuidados posteriores son decisivos para obtener un buen resultado:

  • El paciente se retira de la clínica el mismo día de su cirugía llevando la cabeza envuelta en un vendaje acolchado. El vendaje retiran después de 48 horas, durante el primer control con el cirujano.
  • Una vez retiradas las cintas, usar crema hidratante con vitamina A, sobre las cicatrices, para mejorar la cicatrización.
  • Los puntos se retiran después de 7 o 10 días.
  • Tras la intervención se recomienda que el paciente haga reposo hasta su primer control con el especialista.
  • La primera semana deberá atender a ciertos cuidados, bajo recomendaciones del médico.
  • Retomar sus actividades normales después de 48 horas de reposo.
  • Empezar a realizar actividad física (gimnasio), paulatinamente, a partir de la semana.
  • Puede bañarse después de las 48horas (primer control). Y luego, realizar duchas rápida usando poca agua y templada.
  • Durante los primeros días es aconsejable que la cicatriz no esté en contacto con el agua.
  • Abstenerse de tomar sol durante el primer mes, para que no se formen manchas oscuras en la piel. Usar crema hidratante pos solar.
  • El paciente podrá viajar en cuanto salga de la clínica, teniendo en cuenta que a los pocos días deberá volver para que el cirujano controle su evolución y retire los puntos de sutura.

Resultado Definitivo

El resultado definitivo se observa prácticamente de manera inmediata.

Preguntas frecuentes


¿Cuándo puedo volver a trabajar?

El paciente puede volver a trabajar pasadas 48 horas desde su cirugía, después de su primer control con el especialista. Además, podrá realizar actividad física, como ir al gimnasio, a partir de la segunda semana.


¿A qué edad es aconsejable realizarse ésta cirugía?

Por lo general, todas las cirugías plásticas pueden efectuarse después de la adolescencia. Mayores de edad: 18 años.


Tras una Lipoescultura de Papada, ¿puede cambiar la expresividad de mi rostro?

No, es una cirugía que garantiza resultados naturales conservando la expresividad y rasgos del rostro de cada persona. Es normal que, sólo durante los primeros días posteriores a la cirugía, se vea extraño ante el espejo a causa del proceso inflamatorio, pero poco a poco se irá remitiendo. El único cambio definitivo que el paciente notará después de una Lipoescultura de Papada es su rostro rejuvenecido.

¿Se puede utilizar algún cosmético para ayudar a que la cicatriz mejore?

Por lo general, se recomienda hidratar la piel con cremas que contengan Vitamina A, una vez que el cirujano retira las cintas sobre las cicatrices. Éste tratamiento ayuda a que la cicatrización sea más rápida.

El cuidado de la piel antes y después de la operación influirá en el resultado final del aspecto de la cicatriz.


Abrir chat