Reducción mamaria

Un deseo común en las mujeres es tener una figura armoniosa. Los senos constituyen uno de los elementos más importantes de la estética femenina, por eso, cualquier alteración en su forma y tamaño puede afectar el bienestar físico y emocional de la paciente.
La Mamoplastia es una cirugía estética que tiene como propósito la reconstrucción de las mamas; recreando su anatomía normal.

La cirugía de Reducción Mamaria es una técnica de mamoplastía que corrige la hipertrofia mamaria: una afección caracterizada por el aumento del volumen de los senos por encima de sus proporciones normales. Algunas de las posibles causas de una hipertrofia mamaria tienen que ver con la edad de la paciente y son:

  • Durante la pubertad de la mujer: por hipersensibilidad a las hormonas femeninas. A pesar de que la piel en las mujeres jóvenes suele ser tónica, la aparición de esta patología acostumbra a provocar estrías.
  • En la mujer adulta: suele deberse a un aumento del tejido graso que invade la trama conjuntiva mamaria. Como consecuencia, la mama suele ser grande, dura, poco elástica y su basculación precaria.
Solicitar Turno

Procedimiento

Existen muchos procedimientos, todos ellos persiguen dos objetivos fundamentales:

  • elevar el conjunto ‘areola-pezón’
  • disminuir el volumen de las mamas

En general, el procedimiento consiste en realizar una resección cutánea seguida de una resección glandular (se elimina tejido mamario y piel) junto con la elevación del complejo ‘areola-pezón’. De esa manera, el cirujano especialista logra recrear la simetría, anatomía y estética natural de la mama; brindándole a la paciente una figura más armoniosa, manteniendo la funcionalidad de estas estructuras.

La elección de la técnica de intervención es una decisión que sólo el cirujano especialista va a tomar. Dependerá del volumen de las mamas y de algunos de sus atributos, tales como:

  • altura del pezón,
  • ancho del pedículo de implantación (irrigación de areola-pezón) y su prolongación hacia la axila;
  • la distancia que separa una mama de la otra en el centro.

Como el objetivo de éste procedimiento es puramente estético, la extensión y las características de la cicatriz residual presentan gran relevancia. Las distintas posibilidades son:

  • cicatriz alrededor de la areola más una cicatriz vertical que irá desde la areola hasta el pliegue submamario;
  • cicatriz en forma de “T” invertida, igual a la anterior más un cicatriz horizontal en el surco submamario.

 

En la mayoría de los casos, las cicatrices resultantes son delgadas y se disimulan muy bien en el pliegue submamario, quedando invisible cuando la paciente usa ropa interior o traje de baño.

Tiempo quirúrgico: 3 horas, aproximadamente.

Finalizada la cirugía: la paciente utilizará cintas con pegamento biológico sobre las heridas, vendaje compresivo y faja especial.

Los puntos de sutura se retiran a los 21 días.

Galería

Anestesia y Hospitalización

Anestesia: sedación profunda con anestesia local: neuroleptoanalgesia, o anestesia general. Depende del anestesista.

Hospitalización ambulatoria: la paciente va a ser dada de alta el mismo día de la cirugía, una vez recuperada de la anestesia. Permanece de 4 a 6 horas internada, aproximadamente.

Deberá volver a su primer control después de 48 horas.

Estudios prequirúrgicos

Lista de estudios necesarios antes de la cirugía. De su resultado depende que la paciente esté apta o no para realizarse el procedimiento quirúrgico:

  • Hemograma con Coagulograma
  • Glucemia en ayunas
  • Urea y Creatinina
  • Ionograma Plasmático
  • ECG (Electrocardiograma) con valoración y riesgo quirúrgico
  • Ecografía Mamaria, para pacientes menores de 35 años.
  • Mamografía, para pacientes mayores de 35 años.

Indicaciones prequirúrquicas

El día antes de la cirugía:

  • evitar ingerir Aspirina e Ibuprofeno, ya que retardan la coagulación;
  • no suspender los medicamentos recetados (como HTA, entre otros).

El mismo día de la cirugía:

  • ayuno de ocho horas, previo al horario de comienzo de la cirugía;
  • levar el resultado de los estudios prequirúrgicos y su D.N.I.;
  • asistir a la clínica una hora antes del horario estipulado para su cirugía;
  • mencionar nuevamente al personal de enfermería si padece de alergias a medicamentos, alimentos o al látex (de los guantes);
  • quitarse todos los elementos metálicos del cuerpo, no llevarlos en lo posible a la clínica o retirarlos antes de ser internada.

Las personas fumadoras deberán abstenerse durante, al menos, un mes antes y un mes después de la intervención, ya que el tabaco puede afectar de manera muy negativa la cicatrización de la herida. En caso de que no pueda dejarlo durante ese tiempo, por lo menos debe reducir el consumo a la mitad.

Cuidados pos operatorios

Todos estos cuidados posteriores son decisivos para obtener un buen resultado:

  • La paciente se retira de la clínica el mismo día de la cirugía llevando cintas con pegamento biológico sobre las heridas, vendaje compresivo y faja modeladora. El vendaje y la faja se retiran a las 48 horas, durante el primer control con el cirujano. Las cintas deben usarse durante una semana.
  • Una vez retiradas las cintas, se recomienda usar una crema hidratante con vitamina A sobre las heridas para mejorar la cicatrización, durante tres semanas.
  • Tras la intervención se recomienda que la paciente haga reposo hasta su primer control con el especialista, 48 horas después de la cirugía.
  • La primera semana deberá atender a ciertos cuidados, bajo recomendaciones del médico.
  • Retomar sus actividades normales después de tres semanas.
  • Empezar a realizar actividad física (gimnasio), paulatinamente, a partir del mes.
  • Hasta que se retiren los puntos: evitar realizar grandes esfuerzos, no conducir un vehículo ni levantar los brazos por arriba del nivel de los hombros.
  • Bañarse después de 48 horas (esperar hasta el primer control). Realizar duchas rápidas usando poca agua y a una temperatura templada.
  • Durante los primeros días es aconsejable que la cicatriz no esté en contacto con el agua.
  • Abstenerse de tomar sol durante el primer mes, para que no se formen manchas oscuras en la piel. Usar crema hidratante pos solar.
  • La paciente podrá viajar en cuanto salga de la clínica siempre y cuando tenga en cuenta que a los pocos días deberá volver para que el cirujano controle su evolución y retire los puntos de sutura

Resultado Definitivo

El resultado definitivo comienza a observarse después de los primeros tres meses. La sensibilidad en la zona operada se recupera poco a poco, a partir de la segunda semana. Las cicatrices residuales quedan camuflada por cualquier prenda de ropa interior.

Preguntas frecuentes


¿Cuándo puedo volver a trabajar?

Es necesario que la paciente espere 21 días para reincorporarse a su trabajo, dependiendo del tipo de actividades que realice. Además, podrá volver a realizar ejercicio físico a partir del mes.


¿A qué edad es aconsejable realizarse ésta cirugía?

Por lo general, todas las cirugías plásticas pueden efectuarse después de la adolescencia. Mayoría de edad: 18 años.


Después de un embarazo ¿cuánto debo esperar para operarme?

Las pacientes que acaban de dar a luz, deben esperar determinado tiempo para poder realizarse una cirugía de Reducción Mamaria:

  • Si está amamantando: esperar hasta terminar la lactancia.
  • Si no está amamantando: esperar tres meses después del parto.


Pacientes que deseen tener hijos en el futuro:

Los cirujanos aconsejan que las pacientes opten por realizarse una Reducción Mamaria una vez que hayan decidido no tener más hijos, sólo para garantizar que el resultado de la cirugía no se vea afectado. Después de la lactancia las mamas pueden volver a caer. De todas maneras, si la paciente queda embarazada, la Reducción Mamaria no impide que pueda amamantar.


¿Se puede utilizar algún cosmético para ayudar a que las cicatrices mejoren?

Hay que tener en cuenta que la cicatrización y resultado final dependen de varios factores, entre ellos: la calidad de la piel del paciente. Por lo general, se recomienda hidratar la piel con cremas que contengan Vitamina A, una vez que el cirujano retira las cintas sobre la cicatriz. Éste tratamiento ayuda a que la cicatrización sea más rápida.

El cuidado de la piel antes y después de la operación influirá en el resultado final del aspecto de las cicatrices.


Diferencia entre Levantamiento Mamario y Reducción Mamaria.

La diferencia principal es que en una cirugía de Levantamiento Mamario sólo se retira la piel sobrante de las mamas, para elevarlas; mientras que en una Reducción Mamaria se retira piel y tejido mamario, para conseguir levantarlas y reducir su volumen.

Para más información sobre la Levantamiento o Pexia Mamaria, leer la sección en nuestra página web.


¿Esta cirugía tiene alguna contraindicación?

El tabaquismo es una contraindicación para éste tipo de cirugías. Eso significa que las pacientes fumadoras no podrán realizarse una Reducción Mamaria.


Abrir chat